Seguro de vida

Las motivaciones para la contratación de un Seguro de Vida son muy diversas y cada una requiere de productos específicos para cada situación de riesgo de la cual deseamos ampararnos.

Descubre tu seguro de vida en España

De esta forma identificamos los tres elementos fundamentales, que activan la necesidad adquirir una póliza de vida, ellos son:

SEGURO DE VIDA PARA PROTECCION Y PLANIFICACION FAMILIAR

Estos seguros de vida, son adquiridos como parte de una sana planificación familiar, que prevé las consecuencias inherentes a la eventual falta de los pilares fundamentales de la familia (padres). Con este tipo de coberturas, se pretende garantizar un futuro económico más estable para la descendencia de los contratantes.

Existen también seguros de vida específicos para protegernos de una necesidad puntual, como la realización de trabajos riesgosos, deportes extremos o cualquier exposición a un riesgo inusual.

SEGURO MIXTO DE PROTECCION E
INVERSION

Este tipo de Seguros de Vida conjuga dos motivaciones diferentes, por un lado, la necesidad de protegernos ante nuestra eventual ausencia, y por otro la necesidad de gestar ahorros a través de un fondo que se acumula y que con el tiempo aglutinaría recursos para fines diversos.

En este tipo de seguros de vida, la composición de la prima contempla el riesgo de fallecimiento y una porción de ahorro, que se deriva a un portafolio de inversión.

Una de las bondades de este tipo de seguros, es que favorece la adopción de una disciplina de ahorro que no muchas personas tienen y que eventualmente puede ser requerida durante el retiro o para garantizar una educación de calidad para los descendientes.

SEGURO DE VIDA PARA PROTECCION FINANCIERA

Se emplea cuando adquirimos un bien que puede ser mueble o inmueble a crédito por sumas importantes y con financiamiento a mediano y largo plazo. En estos casos, el Beneficiario Preferencial de los capitales asegurados la póliza será el acreedor, lo que significa que la deuda adquirida estaría saldada en caso de muerte natural o accidental.

El más común de este tipo de seguros de vida, es el requerido para la contratación de préstamos hipotecarios o más conocido como Seguro de Hipoteca.